30 nov. 2016

Escorbuto y otras de alimentación

  El Escorbuto se reconoció por primera vez en los siglos XV y XVI como una enfermedad grave, con altísima mortalidad entre los marinos y en los viajes largos por mar. Tan temida fue que se le conocía como la Peste del mar.   Aparece a los 75 días de embarcar. La falta de alimentos frescos, incluyendo frutas y verduras provoca la avitaminosis que origina el cuadro clínico, en concreto la falta de vitamina C. Entonces, aún se desconocía la importancia de las vitaminas. 
  La vitamina C o ácido ascórbico es un nutriente esencial y necesario para la formación y mantenimiento saludable del material intercelular, que es como un cemento que une células y tejidos. Aumenta también la absorción de hierro y por lo tanto influye en la reducción de la anemia debido a su carencia. En zumo pierde sus peculiaridades en unos días.

       
  MANIFESTACIONES CLÍNICAS
  El escorbuto se presenta con un debilitamiento progresivo, dolores en las piernas y las articulaciones. Las encías inflamadas sangran fácilmente en la base de los dientes; hemorragias en la piel; otras hemorragias, por ejemplo, sangrado nasal, sangre en la orina o en las heces, estrías hemorrágicas debajo de las uñas o hemorragias subperiósticas (bajo el hueso); demora en la
cicatrización de las heridas; anemia.
  Un sujeto con escorbuto que muestre algunos de los síntomas anteriores, aunque no parezca muy gravemente enfermo, puede fallecer de repente por insuficiencia cardíaca.
  Aunque el escorbuto es una enfermedad relativamente rara, la inflamación y sangrado de las encías es bastante frecuente en ciertas regiones geográficas y puede deberse a falta de vitamina C. La carencia subclínica de vitamina C también puede ocasionar una cicatrización lenta de las heridas o úlceras.

HISTORIA
  Antes de la era de la investigación sobre vitaminas, la marina inglesa evidenció el beneficio del consumo de limones para evitar esta enfermedad y estableció como práctica diaria suministrar limones y otros frutos cítricos a los navegantes para evitar el escorbuto. 
   Hay toda una leyenda de como se hacia beber limón a la marinería, como el famoso cóctel Gimlet: un toque de ginebra, zumo de lima y frío como el hielo.
  Se han encontrado referencias de este cóctel desde el siglo XIX en adelante.    La leyenda más extendida respecto al origen de esta bebida se remonta al año 1879, cuando su supuesto creador, el cirujano de la Marina Real Británica Sir Thomas D. Gimlette, lo inventó y lo impuso a los marinos hasta que terminó su servicio militar en 1913. Esta fue la manera que tuvo de aumentar el consumo de vitamina C en las tripulaciones que atendía que se mostraban reacios a tomar solo el limón. En 1928  se conoció como causa del escorbuto a la deficiencia de vitamina C en la alimentación de la marinería. 

  Eel cirujano de Nelson, añadió el limón al ron, al Grog -ron con cuatro partes de agua- . Como la vitamina C cristaliza con el alcohol, conserva sus virtudes, cosa que no ocurre en la limonada de agua. Esta mezcla se hace de uso obligatorio en Royal Navy, hasta mediados del siglo XIX. La frase estar "grogy"...viene del exceso de consumo del grog.
  También el Gintonic nació como medicina más que como bebida de placer. Se prepara básicamente con ginebra, agua de tónica (o tónica, a secas, como es más conocida), lima o limón (mejor lo primero que lo segundo) y una generosa cantidad de hielo. En una época en que la marinería se exponía al Paludismo* y el Escorbuto, esta bebida que lleva tónica, -y esta básicamente quinina que es antipalúdica- se hacia más agradable de tomar añadiéndole ginebra. 
  ¡Aunque no creo que debáis tomar la cantidad de Gintonic necesaria para conseguir los niveles de vitamina C precisos para prevenir el Escorbuto!.
  Otra medida tradicional era mascar Hinojo marino, muy habitual en la costa entre calizas y que contiene cítricos.

   La alimentación era uno de los pilares de las enfermedades a bordo como el escorbuto, los daños gastrointestinales provocados por el alimento salado, los salazones podridos, la mala dentición y el agua -la bebida corrompida era caldo de cultivo del tifus y otras enfermedades infecciosas-. 
  Hoy  gracias al conocimiento y al cambio en las cocinas de a bordo,esta enfermedad prácticamente no se padece. 

*Enfermedad infecciosa por parásitos.