29 ene. 2017

Balmis y Cia y la Maria Pita, misión humanitaria en el siglo XIX

  La viruela era una enfermedad infecciosa altamente contagiosa, producida por un virus de la familia Poxviridae, de cuadro clínico devastador y mortalidad media del 30%, que afectaba a la humanidad sin hacer distinciones de clase, cultura o credo. En mayo de 1980 se dio por erradicada en el planeta por la OMS. No obstante, la historia comenzó mucho antes, cuando el médico alicantino Francisco Javier Balmis (Alicante, 1753-Madrid 1819) ideó un sistema para que la vacuna llegara de España a América, solicitando ayuda al rey Carlos IV para que lo financiara. 
  Así, partió de la Coruña a bordo de la “María Pita”, poniendo en marcha la que sería la primera misión humanitaria de la historia, bautizada oficialmente como Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, que partió, como se ha dicho, de A Coruña el 30 de noviembre de 1803 con la pretensión de vacunar a miles de personas contra la enfermedad, un hito en la salud pública al contribuir a su erradicación. A falta de herramientas de refrigeración –es necesario recordar que estamos a principios del siglo XIX- 22 niños expósitos transportaron en su propio cuerpo el virus, que se les iba inoculando de forma
escalonada para mantenerlo vivo, en la dosis adecuada para que no llegaran a enfermar ni contagiar.
  Fue así que la nueva vacuna ensayada por Edward Jenner (Inglaterra) contra la viruela, fue llevada a todas las colonias españolas y vacunada toda su población sin distinguir a nobles de lugareños, ni a nadie por el tono de su piel o credo.
  La “María Pita” era una corbeta mercante de doscientas toneladas propiedad del armador coruñés Manuel Díez Tabanares y Sobrino, con tres palos y velas cuadradas, en la que primó la velocidad y la economía sobre la comodidad. Por ello se contrató este buque mercante. 

Accede al original digitalizado
  A su mando se colocó al teniente de fragata de la Real Armada don Pedro del Barco. A bordo, además de los 27 tripulantes, el personal médico y los 21 niños portadores (el número de niños varía de 21 a 22 según las fuentes), la corbeta llevaba 500 ejemplares del “Tratado histórico y práctico de la vacuna” traducido por Balmis para repartirlos por las principales ciudades de América, material científico e instrumental quirúrgico.

Para saber más,   -Maria Pita, pág. del Gefor-
Maria Pita, el homenaje a una heroína Coruñesa,🚺
Fuentes consultadas: Blog Microbiología para técnicos 😷
                                    SINC, 🎯