15 feb. 2017

Rescate en condiciones extremas frente a Navia

  Día 3 de Febrero del 2017. 
  Los marineros del "Gure Uxua", un palangrero de 24 metros de Cariño (A
Coruña) con patrón santanderino y  tripulación formada por gallegos y portugueses-12 en total- regresa del caladero de Gran Sol. La mar está más que encrespada. Viendo que se les viene encima una tormenta procedente del Atlántico de fuerza 11, -borrasca con olas de más de 10 metros bautizado con el nombre alemán de "Kurt"- se aproximan a Navia para buscar abrigo en el puerto.
  Se encuentran a 50 millas de la costa, un golpe de mar abre una vía de agua en el buque. La situación es muy complicada ya que la mar está completamente blanca, la visibilidad es muy reducida y las olas son paredes, muros de agua que se levantan ahora sobre el barco, ahora con el barco, en un baile de angustia y temor que los consigue abrazar.
  Asturias está en alerta naranja, los vientos sobrepasan los 100 KM /h.
  El agua está gélida, las condiciones son pésimas, los marineros lo saben y la
vía de agua no se contiene. Todo ocurre muy rápido, a algunos no les da tiempo de coger el chaleco salvavidas a la orden de evacuar el barco porque ya estaba yéndose a pique. Lanzan la radiobaliza de rescate y se enfrentan a un destino más que incierto. 
  Son las 15.20 horas, Salvamento Marítimo  a través de la estación radiocostera recibe la información de que una embarcación  se está hundiendo frente a las costas de Navia. Minutos después, en el Centro Nacional de Coordinación de Salvamento (CNCS) se recibía la señal de la radiobaliza correspondiente al pesquero Gure Uxua. De inmediato se movilizaron tres helicópteros- Helimer 211 y Helimer 209, de Salvamento Marítimo; y Pesca II de Gardacostas de Galicia- y tres embarcaciones -Guardamar Concepción Arenal, Salvamar Capella y el buque Alonso de Chaves-. 

  Todos los participantes son conscientes de la situación desesperada y peligrosa pues ademas de lo descrito, el ojo de la tormenta esta sobre la zona. A pesar de todo ello la coordinación y preparación de estos equipos-a veces cuestionados por políticos "de salón" que han pretendido disminuir sus dotaciones -son capaces de llegar al lugar de la emergencia en 40 minutos. Teniendo en cuenta que les separaban 70 millas es digno reconocer el valor de tiempo invertido. Se desvía al mercante HR Marion hacia esa posición por si fuera necesaria su colaboración. 
  Se suceden 40 minutos, para una épica y arriesgadísima operación de intento de rescate. Rescatadores y máquinas se exponen por 12 vidas. En la mar, 40 minutos de tensa y angustiosa espera a la deriva. 
  La tripulación del helicóptero "Pesca II", con base en La Coruña, llega la primera y lo que observan les alerta: "Vimos una balsa que estaba vacía y ahí nos temimos lo peor, que hubiesen caído al mar todos. Pero una milla más allá vimos la segunda balsa, en la que estaban los doce", relató unos de los
La voz de galicia
rescatadores gallegos. Aún con el temporal de viento y olas de ocho metros de altura, la luz diurna ayudó al complicadísimo salvamento.   El rescatador del Pesca 2 bajó a la balsa y, uno por uno, fue subiendo a cinco tripulantes del pesquero.  Acto seguido, el rescatador del Helimer 211 hizo lo propio con  otros siete.

  A pesar de las dificultades técnicas, el arrojo de unos y otros terminó con la mejor de las noticias: aunque algunos sufrían hipotermia severa, todos estaban a salvo. Marineros y rescatadores.
 El barco se hundió definitivamente pero en Cariño (A Coruña),donde permanecían con "el corazón en un puño" y aún lamentándose la pérdida del barco dejan constancia de que "La vida es lo primero".
  Esta operación de salvamento es una de las más complicadas, que han tenido que afrontar los rescatadores con base en El Musel. Los trabajadores de este servicio tuvieron que trabajar en un helicóptero sacudido constantemente por el fuerte viento. "Las condiciones de la mar eran especialmente malas. Teníamos previsiones una tormenta muy violenta, de fuerza 11", destacó tras el operativo Alejandro Busto. Pero el estado del mar ayer era aún peor.🌊   Nuestro homenaje a los rescatadores, una gesta épica que debe de ser reconocida. 
  Para saber más:
  Escala de Beaufort, clasificación de temporales, 🌊.